El futuro del medioambiente pasa por tener una sociedad más sostenible. No solo el planeta se beneficiaría de un cambio de modelo energético, los estudios estiman que se podrían crear más de 6 millones de empleos solo mejorando la eficiencia energética.

El Índice de Prosperidad Económica y de Productividad Energética de 2015, elaborado por The Lisbon Council, Ecofys y Quintel Intelligence, y encargado por Philips, revela el enorme potencial de los países para impulsar el desarrollo económico, social y medioambiental a través de la mejora del consumo y producción de energía. Se trata del primer informe para clasificar los países según su productividad energética, es decir, en función de su rendimiento económico por unidad de energía consumido.

Hong Kong encabeza la lista con una productividad energética de 456 millones de euros de PIB por hexajulio consumido. Cuba es segunda, con 365 mil millones de euros de PIB por hexajulio. Colombia, Singapur y Suiza componen los cinco primeros.

La publicación señala que la actual tasa de mejora (1,3% al año) es demasiado lenta para mantener el ritmo de la creciente demanda de energía. Aproximadamente, el 98% de la energía es desperdiciada y sólo con un modesto aumento en el rendimiento energético se impulsaría la economía, se crearían empleos y se contribuiría a salvar el medio ambiente. Este progreso tendrá que nacer de la imposición de mejoras en los edificios y del uso de la tecnología disponible hoy en día, tales como dispositivos de ahorro energético o Smart meters, iluminación LED y aislamiento, gracias a los cuales los hogares europeos podrían reducir sus facturas de energía en un tercio.

Por otra parte, Europa podría doblar su índice anual de productividad energética del 1,5% al 3% para el año 2030, adoptando estas tecnologías en construcciones, agricultura, transporte e industria. En la UE supondría 1,2 millones de empleos en cinco años, un aumento del 1,1% del PIB y una reducción del consumo energético de un 35%.

La iluminación LED jugará un papel fundamental en el desarrollo económico de los países, ya que gracias a ella se puede mejorar la eficiencia energética de un hogar medio en un 500%.

Los políticos deberían imponer objetivos y leyes más ambiciosas para fomentar la rápida adopción de las tecnologías que posibiliten una mayor eficiencia de la energía, ya que duplicando su productividad se podrían crear más de 6 millones de empleos a nivel mundial para 2020 y reducir la factura global de combustibles fósiles en más de 2 billones de euros para el año 2030.

Fuente: Think Big

Solución Individual

Somos una Agencia de Diseño Web y Marketing Digital. Nuestro objetivo es hacer Internet fácil y accesible a las Empresas, Pymes y Microempresas. Profesionales en Wordpress, Joomla, Bootstrap, Woocommerce, Opencart, e-commerce, Marketing Digital.

Deja un comentario

Cerrar Menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies para ofrecerte mejor navegación por nuestra web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar