Ambos protocolos de correo son buenos para gestionar las cuentas de correo, pero existen unos matices importantes que hay que tener en cuenta a la hora decidirse por uno de ellos.

Configurar una cuenta de correo mediante el protocolo IMAP es muy sencillo, y los dispositivos móviles nos han acostumbrado a ello. Con pocos parámetros ya se configura nuestro correo en IMAP y podemos utilizarlo, pero ¿verdaderamente es el sistema más adecuado para gestionar mi cuenta de correo?

Si dispones de una cuenta gratuita del tipo Gmail, Hotmail, Outlook, etc, entonces posiblemente no tengas problemas de alojamiento de correo y puedas emplear IMAP como protocolo para gestionarlo. Pero si dispones de tu propio alojamiento personal con tu dominio profesional, entonces tienes unos recursos limitados, y el alojamiento para el correo es uno de ellos. No confies en los servidores que te ofrecen espacio ilimitado para tu correo, no te lo creas, cuando ellos consideren que has ocupado un porcentaje de recursos considerable, te cortarán el correo y tendrás que ir borrando para hacer espacio. Nadie regala nada, y en Internet los recursos son limitados, lo creas o no, esto es una realidad.

¿Qué diferencia hay entre POP3 e IMAP?

Con POP3 Descargas físicamente tu correo electrónico en tu ordenador, vaciando el espacio ocupado por el mismo en el servidor de correo. También puede configurarse para que el correo permanezca un tiempo determinado en el servidor, o no borrarse nunca. Pero si borras un correo desde el programa de gestión de tu ordenador, éste no se borrará del servidor, permaneciendo una copia en el mismo, siempre que se tenga configurado para ello.

Con IMAP no descargas nada en tu ordenador, ya que trabajas sobre el propio servidor de correo y lo que ves en el ordenador es una sincronización del servidor, como un reflejo, por decir así. Si borras un correo desde el programa que utilices en el ordenador, este correo será eliminado del servidor. Si borras un correo desde el servidor, el correo eliminado ya no lo verás en tu ordenador.

Nos están acostumbrando a no borrar los correos que enviamos o recibimos, y esto es bueno si el correo lo gestionamos desde nuestro ordenador personal con una cuenta POP3, y malo si lo hacemos desde una cuenta IMAP. ¿Por qué malo con IMAP? porque si no realizamos una buena gestión de limpieza del correo recibido o enviado, lo que conseguimos con ello es llenar el espacio que tenemos reservado para nuestro correo electrónico en el servidor.

Otra práctica habitual es disponer de una cuenta de correo con el dominio profesional y redirigirlo a una cuenta de gMail o Hotmail, que es la que se gestiona. Es perfectamente viable, pero hay que tener en cuenta que la cuenta de correo profesional se está llenando, y alguna vez habrá que entrar a descargarlo y vaciarlo, o contratar más espacio en el servidor para así ir acumulando más.

Entonces ¿Cuál es la mejor manera de gestionar mi correo?

Es muy sencillo. Si dispones de un programa de escritorio en tu ordenador para gestionar tu correo electrónico, del tipo Thunderbird, Outlook de Office, Microsoft Mail, etc…, entonces te recomiendo que utilices el protocolo POP3 para gestionar tu correo, ya que este protocolo te permite descargar físicamente el correo en tu equipo, vaciando el servidor. El resto de dispositivos móviles, como tablet o teléfono móvil, emplea IMAP, para sincronizarlo y ver los correos que recibes cuando estás fuera de tu lugar de trabajo. Cuando llegas a tu lugar de trabajo, descargas el correo en tu equipo, liberando así el espacio reservado para el correo electrónico y así guardarlos en tu ordenador.

Si no dispones de un programa de escritorio, y en su lugar utilizas un programa tipo WebMail, como el RoundCube, con el que gestionas el correo desde un navegador de internet, entonces estarás trabajando directamente desde el propio servidor de correo, con lo cuál te recomiendo que hagas una buena gestión de tu correo y elimines los correos inecesarios, porque sino, tarde o temprano terminarás llenando el espacio que tienes contratado para el correo.

Si descargas el correo en tu ordenador, podrás acumular tanto como Gigas te permita tu disco duro. Y también podrás realizarte copias de seguridad por si en algún momento quieres recuperar un correo que te enviaron hace 5 años, por ejemplo. Si no sabes que programa de escritorio utilizar para gestionar tus cuentas de correo, te recomiendo Thunderbird, una aplicación muy buena y además gratuita.

Si no sabes configurar tus cuentas de correo como POP3, ponte en contacto con tu proveedor de servicios y pídele los parámetros necesarios.

Fuente: Solución Individual

Solución Individual

Somos una Agencia de Diseño Web y Marketing Digital. Nuestro objetivo es hacer Internet fácil y accesible a las Empresas, Pymes y Microempresas. Profesionales en Wordpress, Joomla, Bootstrap, Woocommerce, Opencart, e-commerce, Marketing Digital.

Deja un comentario

Cerrar Menú

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies para ofrecerte mejor navegación por nuestra web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar